Ascendiendo a la ermita




DSC_0458

Originally uploaded by mabel.altamirano

Hemos llegado a la ermita. El tiempo es otro, la luz también es otra. En el ascenso la mente puja, sometida al tremendo esfuerzo de la novedad, del espacio, del aire. Puja la mente, sí, y pare ideas que al llorar hacen llorar, pero de júbilo.

Bruno Unna (el verdadero, no el payaso que escribe estas líneas) me pide que lo proteja. Me pide que le diga al precipricio (sic) que se vaya. Me abraza con la fuerza que sus bracitos pueden ejercer, me hace sentir necesario. Por eso, y muchas otras razones, lo considero el timón de mi destino.

Mabel y Sofía caminan. La primera se detiene a cada poco, a tomar una foto. La segunda se detiene a maravillarse, pero no se percata de ello. Este paisaje tremendo le debe tanto a mi pequeña…

  1. Leave a comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: