Cinco palabras

¿Qué soy yo? ¿Quién soy? ¿Quién es mi dueño?

Tengo cinco palabras qué decir, y quinientos demonios que las contienen; quinientas bestias ágiles que las mantienen sumergidas en la profundidad oscura y fría de la que quisieran emerger.

Cinco palabras que se arraigan en la esperanza, sin darse cuenta de que son hijas de una madre muerta. Así han de morir: ahogadas e inútiles; de infinita potencia pero escasa realidad. Y una vez muertas yo he de deshacerme de sus cadáveres, seguramente devorándolos.

Esta vida maravillosa es un parto muy doloroso y prolongado.

, , , , , ,

  1. Leave a comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: