Aprendiendo a fracasar

El mundo es cruel y frío, y con frecuencia nos obliga a poner los pies en la tierra.

Pensar que siempre se tendrá éxito en los retos aceptados es una ilusión. Es una útil motivación, pero creerlo a pies juntillas es inocente, o francamente tonto.

Es necesario, en el afán de evitar el sufrimiento, aprender a mantener un delicado balance entre el afán de lograr los resultados propuestos y la habilidad de reconocer la derrota. Es importante aprender a fallar. Es requerido asimilar el fracaso, de vez en cuando.

¿Pero cómo enseñar a mis hijos a fracasar, si yo mismo no lo he aprendido? Sufro cuando fracaso. Sufro mucho. Terrible paradoja: no consigo aprender a fracasar, por mucho que lo intento.

, , , , ,

  1. #1 by SanGatiche on May 8, 2008 - 01:26

    El secreto consiste en redirigir el dolor del fracaso para impulsar el siguiente intento, en lugar de quedarse regodeando en el susodicho.

    Dicho de otra forma, está bien fracasar, mientras no sea la última vez.

    Claro que del dicho al hecho…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: