Archive for June, 2008

Alter ego

Ahora de verdad me he descubierto en conflicto conmigo mismo. Esta vez los extremos se han juntado… sin reconocerse. Lo que he desarrollado es un verdadero «alter ego», y no otra cosa. Trataré de ser como el Buda, y fracasaré, por supuesto. Por lo de «ego». Buscaré el camino de Sócrates, y también en eso […]

, , , , , , , , , , , ,

1 Comment

Predictibilidad

Es la predictibilidad de los eventos una bendición. ¿Qué clase de civilización podría construirse sin un nivel satisfactorio de predictibilidad? Pero es la predictibilidad también una maldición. Es la fuga por la cual se cuela, se escapa, se pierde el sentido del sentido. Es la cura a la adicción a la mágica inverosimilitud de los […]

, , ,

Leave a comment

Un día especial

Tradicionalmente hoy, 23 de junio, es un día especial en este lugar en el que vivo. Es la festividad de San Juan. Antiguamente, en esta fecha (o muy cercanamente) se celebraba el solsticio de Verano. No hace falta, por supuesto, que yo elabore sobre la importancia que puede tener un día como tal en las […]

, , , , , , , , ,

Leave a comment

Mi museo personal

Gobierno mi mente con la mano izquierda, malamente. La gobierno porque temo a la anarquía, porque vivir con incertidumbre me ha parecido preferible a morir con certeza. Un secreto, sólo uno, me queda en el corazón. ¿Te lo diré, acaso? Yo creo que no, porque es la fuente del poco poder que conservo. Yo creo […]

, , , , , , ,

Leave a comment

Madrid (hoy)

Madrid me espera, como espera una madre a sus hijos en la madrugada. No importa que lleguen ebrios, no importa que lleguen locos. Importa sólo que lleguen. Madrid es una madre, que se toma un par de atribuciones por su mano. Es menester aprender a quererla, pequeña y alborotada ciudad de Madrid.

, , ,

Leave a comment

Palabras desgranadas

Mis palabras se desgranan, se entregan, se rinden. Agotadas, agobiadas, se deshacen bajo la intensa luz del sol, incapaces de mantenerse de una pieza durante más tiempo. Otra vez el vacío ha llegado, carente de cualquier escrúpulo, a arrebatar a las ideas su destino. Éstas dependían del texto, y el texto del mensaje, y el […]

, , , , , , ,

Leave a comment

Se te ve…

Sentados ante la mesa, observo con fascinación cómo Brunito, que es muy listo, observa y aprende. Y le digo: – Se te ven las sinapsis, hijo mío. – ¡Y a ti se te ve el culo!

, , , , , ,

Leave a comment