«Estoy muy orgulloso…»

Mientras saco los bañadores de los niños, para lavarlos y secarlos, entra Otto al cuarto de baño. Lleva bajo el brazo una pelota, y en la cabeza un espíritu risueño. De pronto dice:

¡Estoy muy orgulloso!

Yo le pregunto:

Ah, ¿sí, pequeño?

Y contesta:

Sí, ¡estoy muy orgulloso de que has venido!

Así que le digo:

Pues me alegro mucho, Otto.

Para que él concluya con un grandioso:

No te digo a ti, papi: ¡le digo a la pelota!

, ,

  1. Leave a comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: